jueves, 21 de julio de 2016

Comercial






El uso de microcomposting bins permite a todos quienes alguna vez se han interesado en el composteo, experimentar el proceso en cantidades muy pequeñas y en condiciones experimentales perfectamente controladas.

Y obtener respuestas propias a los múltiples prejuicios que se generan con este tipo de intentos...

Se producirán pestilencias?

Gases tóxicos?

alimañas?

escurrimientos?

alergias?

erupciones?

hinchazones?

congestiones?

acumulaciones?

invasiones?

obsesiones?



Así pues un comercial sobre este novedoso uso para pequeñas bolsas de invernadero o vivero podría decir así:








¡¡¡ Obtenga y opere cuanto antes un, o unos kits de Microcomposting bins y adquiera su propia experiencia de una vez por todas sobre en qué consiste realmente eso del Reciclajedirecto de lo que todo mundo está hablando últimamente !!!






Hay que mencionar, sin embargo que el uso de cualquier módulo de composteo hace surgir un dilema.

Al tener que responder a la pregunta:

¿En cuánto tiempo mostrará efectividad dicho módulo de composteo?

o lo que es lo mismo:

¿En cuánto tiempo convertirá nuestros residuos en composta?



Surge de inmediato la pregunta:


 ¿Y el resto de los días?



Me explico, si alguien promueve un composting bin y dice:

con este contenedor o con este equipo obtienes composta en 90 días, eso significa que a partir del día que yo deposite allí mis residuos bien separados, noventa días después extraeré composta. (No estoy inventando... hay publicidad en ese sentido...):












...muy bien... y el resto del tiempo... dejo de separar mis residuos?

...o necesito 90 de dichos módulos de composteo para darle seguimiento a dicha práctica?

...o el mencionado módulo de composteo está pensado para una experiencia aislada y discontinua de dicho proceso?



Considero que eso es un dilema...


en otras palabras una respuesta precisa y definitiva a la pregunta ¿En cuánto tiempo se produce composta? genera más dudas que ideas claras y definitivas...


Los Microcomposting bins que estoy promoviendo permiten no sólo experimentar lo que le sucede a los residuos, sino experimentar la actitud del usuario (será constante, paciente, cuidadoso?).


Todo eso es la otra mitad del proceso...



Ni más ni menos.











<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.

-         

miércoles, 22 de junio de 2016

Tres Triadas



Sumado a lo que he mencionado sobre metodología, hay que añadir la posibilidad de diferenciar tres etapas en el aprendizaje y la práctica del composteo:


Etapa experimental


Etapa autogestiva


Etapa masiva/productiva




En la primera no se busca solucionar ninguna necesidad o problema...

o responder económica o ideológicamente a algo... 


simplemente es para familiarizarse con ciertos tiempos, aspectos, aromas, movimientos, maniobras y cuidados que ofrece y requiere el proceso de composteo.


Se opera con cantidades experimentales... (de aquí el uso de las bolsitas de invernadero o micro composting bins que he mencionado antes).



Dificilmente se llega a C, es decir, a obtener composta madura... en esta etapa se aprende a llevar residuos frescos al nivel de degradación siguiente...

es decir de A a B...

y luego cómo hacer más familiar y cómoda esa transición.







En la etapa autogestiva se responde adecuada y totalmente a la generación de residuos propia, según sea el caso: un hogar, una escuela, una oficina...

aquí resulta útil la técnica de rotar el orden funcional del contenedor o contenedores que se estén utilizando, según lo he mencionado antes también.









En la etapa masiva/productiva ya se ha ganado en familiaridad con el proceso y el usuario se aventura a controlar y compostear más residuos de los que genera...

generalmente con miras productivas: producir composta.   

Aquí ya se es un experto... 






(y en esta etapa se podrían todavía reconocer ciertos niveles, dependiendo de los medios y el espacio con los que se cuente, las cantidades y tipo de residuos manejados, la calidad de la composta producida, así como la finalidad de dicha producción).






Estas diferencias resultan importantes: sirven para clarificar y delimitar cualquier oferta, argumentación y motivación en torno al composteo, las cuales deben adaptarse a cada etapa.


para la primera muy concretamente...




(No olvidar que el tema del composteo, o su práctica, mejor dicho, es una VERDADERA NOVEDAD en el hiperconservador centro de mi país...).








Así pues, mi metodología sobre el tema se resume en tres triadas de explicaciones:


I- Una comprensión sincrónica  A  B  C en donde se da respuesta a ¿Qué les pasa a estos, precisamente a estos, residuos orgánicos al someterlos al proceso de composteo?




II- Una comprensión diacrónica  1  2  3,  en la cual se comprende la forma de responder técnicamente al hecho de que la generación de residuos orgánicos es constante y no se detiene jamás!!



En donde 1 es la fase de procesamiento de residuos frescos;
2 se utiliza como cobertura de los anteriores;  mientras
3 permanece en maduración.

Y luego se rotan las funciones de los contenedores de composteo... o pilas de material que se esté procesando.

y:



III- Las etapas que aquí estoy mencionando:

-experimental, 
-autogestiva  y 
-masiva/productiva. 

(Que también es todo esto una comprensión diacrónica pero más respecto al practicante que respecto al proceso de composteo en sí mismo...)



(...y las claves de toda esta metodología son, puedo decir por el momento, la racionalidad como diferenciación;   y la división del trabajo... que es una manifestación concreta de la misma racionalidad).



y ya...








Con lo anterior queda claro que una vez que se comprende y domestica el proceso,

quiero decir, una vez que se aprende a llevar los residuos de A a B,    el diseño del recipiente o compost bin queda en un muy segundo término:














ya teniendo mucha B acumulada el proceso puede darse hasta en el contenedor más impensado, improvisado, frágil incluso... (con ciertos cuidados por supuesto...).



Y hasta sin contenedor alguno, si se cuenta con el espacio adecuado:













(A propósito de la división del trabajo mencionada arriba, la etapa experimental y el uso de microcomposting bins son una forma de segmentar operativamente el proceso (incluso de dislocarlo) en su fase inicial: es la más difícil debido a los múltiples prejuicios que la actividad del composteo genera. 


Si luego se conjuntan experiencias múltiples resultará que, sin sentirlo y casí súbitamente, habremos dado un paso a la etapa autogestiva, o incluso hasta a la masiva/productiva...

Eso es posible cuando se tiene ya mucha B acumulada, lo cual es el resultado lógico de una convocatoria a numerosos participantes en microexperimentos de composteo).











<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.





miércoles, 25 de mayo de 2016

Micro Composting Bins




Casi me apena decir que me ha tomado años llegar a una idea tan tan simple:

(No se trata, sin embargo, de algo muy evidente...)


Que pequeñas bolsas de invernadero puedan funcionar como micro composting bins, y que permitan una iniciación segura, cómoda, bonita, infantil incluso, al proceso del composteo...

Al margen de cualquier pretensión de solucionar problema alguno, o de generar autogestión, o cualquier otra argumentación grandilocuente...

Experimentar, simplemente experimentar el reciclaje de residuos orgánicos...












Con las debidas explicaciones, por supuesto...






<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.

lunes, 23 de mayo de 2016

B





Imágenes en torno al composteo como las que aquí presento abundan en la red electrónica:
































Son muy bonitas...  capaces de entusiasmar a cualquiera para emprender acciones al respecto.




Considero sin embargo que son engañosas:  el asunto no es tan simple como se ve...

exige paciencia... hay que soportar frustración e incomprensión.


Me explicaré: en diversas exposiciones sobre el tema, y buscando simplificar al máximo, me he referido a los residuos frescos como la etapa  A  del proceso.  Así pues, estas imágenes son  A:


















Ahora bien, entre la fase A y la fase bonita del proceso, es decir, a lo que llamo fase C y otros autores y expositores sobre el tema llaman "composta madura", 


es decir las imágenes bonitas:






(Y cuando por supuesto, todo mundo intenta salir en la foto):






Repito, entre esas dos fases del proceso está una fase B.

Ahí es cuando se requiere paciencia, perseverancia...ahí es cuando el proceso no se ve tan bonito durante algunas semanas.

(Incluso se ve feo...).





Y es en B cuando casi nadie toma fotos...



Pero sin B no hay C... 

por lo menos yo no he logrado encontrar una transición directa de A a C



En más de 20 años!











<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.


-         

miércoles, 18 de mayo de 2016

Notas Metodologicas respecto al Reciclajedirecto



Aún cuando la totalidad de los recursos técnicos expuestos en este blog son factibles y funcionan sin ningún problema, es de comprenderse que, a nivel personal, el reciclaje directo ha venido teniendo la expresión concreta de la técnica que vengo utilizando en forma corriente desde hace ya años.

Técnica a la que en entradas previas me he referido como "biodigestor minimalista",

...y sobre la cual se pueden mencionar los siguientes aportes metodológicos:





a) Confirmo la ventaja de usar, preferentemente, costales amplios, es decir anchos, y llenos sólo a la mitad aproximadamente, pues

b) ...así se oxigenan fácilmente los materiales en proceso ("sacudiendo" y agitando, incluso invirtiendo, los costales sin tener que levantarlos) y sin que sufra la espalda del usuario.



c) Vengo planteando que con contenedores tan baratos se hace evidente una serie de combinatorias posibles:

d) ...el porcentaje, total o parcial, de los residuos orgánicos que se deseen o puedan compostear.  Ello combinado con...

e) La posibilidad de aumentar, disminuir o suprimir contenedores/costales composteros, en uso, dada su accesibilidad y bajo precio; ello combinado con...

f) La muy contemporánea volatilidad de cualquier intención, y la actitud ante cualquier posible innovación que esté fuera del círculo de cotidianeidad, y de comodidad, de los posibles interesados en esto.




En otras palabras, no puedo dejar de considerar que mi continuidad y éxito personal con el reciclaje directo (en mi caso el 100% de los residuos orgánicos generados en casa) son mi muy particularísima coyuntura vital; la cual ésta está en medio de un océano de vectores o factores diversos, y más bien desfavorables hacia la atención, la disciplina en la separación, el cuidado y perseverancia en el cultivo biológico que es el composteo... o cualquier proceso que demande paciencia y cuidados un tanto minuciosos.



Lo que es más bien una característica de nuestra actualidad es la inmediatez, la superficialidad, la prisa, el descuido, la autocomplacencia,

...rasgos todos que podríamos ligar con la muy extendida personalidad promovida exitosamente por la sociedad de consumo, el capitalismo tardío o lo que Vargas Llosa describió recientemente como La Sociedad del Espectáculo.


Todo lo anterior es un contexto importantísimo para la existencia o no existencia de una alternativa como la que he desarrollado.


Sería el contexto social extenso, por así decirlo;

y diferenciable de los meros detalles técnico/biológicos/físico/químicos inherentes al proceso.



(La psicología, la técnica, la tecnología y la sociología en torno al proceso de composteo




 - pues el ser sólo es factible, de echo, en una red densa y compleja.

Si no es así es sólo un boceto, una caricatura, una fugaz coyuntura...



Algo así como lo que sucede con esos personajes de cómic que se mantienen frescos y vivos durante décadas gracias a una red densa y compleja de dibujantes, guionistas, editores, publicistas, lectores, actores, directores de cine, técnicos en efectos especiales, diseñadores, mercadólogos, etc, etc, etc...































aquí se abre espacio para la reflexión filosófica sobre la existencia misma...

que suele ser social, que no puede ser sino social,

de un proceso o de cualquier entidad...).






Todavía puedo añadir que vengo postulando efectuar el composteo en pequeñas cantidades cada vez, pues de lo contrario se produce un efecto de ascenso de temperatura muy violento que degradaría fácilmente un contenedor tan precario como un costal...


parte de mi metodología es, podríamos decir, la de un slow composting...






Y finalmente dejo registro aquí de la forma en que vengo operando en los últimos tres años respecto al reciclajedirecto:



En el costal (o costales) 1, por así llamarlo, se procesa el material recién producido...

El cual se va cubriendo con material más degradado del costal (o costales) 2.

Mientras tanto hay material madurando en un costal (o costales) 3, al que no tocamos...


Evidentemente el costal 1 va llenándose y el 2 va vaciándose...

Así que después de un tiempo el costal (o costales) 1, pasa a ser el 3, es decir pasa a maduración...

El costal 2, que se había estado vaciando, pasa a ser 1, es decir, se procesa en él el nuevo material orgánico que se va generando...

Y utilizamos material del costal (o costales) 3, hasta ahora en maduración y reposo, como material de cobertura...es decir, el costal 3 pasa a ser el costal 2.



Y así vamos girando nuestros 3 costales (o grupo de costales) en uso:

el 1 se vuelve 3...

el 2 se vuelve 1...

y el 3 se vuelve 2

Indefinidamente...



Cuando un costal se gasta o estropea se sustituye dado su bajo costo...
Aquí hay que señalar también que, dado que el usuario de esta técnica deberá manipular directamente - con guantes, claro - sus propios residuos, él mismo debe ser el primer interesado en la plena confiabilidad higiénica de los mismos. Esto se logra mediante una separación cuidadosa y pulcra...




Debo dejar constancia también de que el método que vengo practicando y proyectando es, en general, en ausencia de cualquier añadido de agua...

NUNCA se añade agua, por el contrario, intentamos que el proceso sea en seco y solamente aprovechando la humedad que ya contienen los residuos que estamos procesando...

incluso dicha humedad tratamos de deshidratarla en algunos casos colocando en el sol el costal en el que estemos procesando material... 

al parecer los costales de polipropileno permiten una transpiración adecuada para el proceso...

(a diferencia del polietileno que no deja escapar nada de humedad , lo que repercute en que el material en proceso no pierda peso y manipularlo produzca, literalmente,  dolor de espalda al usuario...).

Además, y en conexión con la mención de arriba sobre compostear más bien cantidades pequeñas, hay que decir que las cantidades pequeñas de residuos orgánicos se deshidratan mucho más fácil y rápido que cantidades grandes... las cuales, además, por su propio peso tienden a comprimirse y a generar aromas muy muy desagradables... y no hay ni herramienta adecuada para manipularlos... ni persona que quiera hacerlo...



Debo mencionar también que, el método que vengo planteando, ofrece con total certeza transformar los residuos hasta dejarlos en un estado terroso y manipulable  con pala o herramienta similar... además de permitir una "introducción" a la separación y una familiarización en general con el proceso de composteo.

Hago esta aclaración adelantándome a posibles menosprecios sobre la rusticidad y aparente poco alcance de lo planteado.



Ya teniendo recursos y familiaridad con esta práctica se pueden intentar posteriormente otras técnicas - con equipamiento más formal y hasta elegante y vistoso - o bien incursionar en un composteo de mayores cantidades de residuos... (sin dejar de advertir los efectos que suele producir una acción masiva centralizada y acaparada por un sujeto o grupo especializado de sujetos...).



La presente versión del composteo tiene entonces un carácter alternativo, - no pretende ser la técnica por excelencia de dicha práctica -  introductorio, progresivo e incluso transitorio, si se desea pasar más adelante al uso de medios más formales que los medios rústicos y limitados a los que el Reciclajedirecto recurre deliberadamente...




















-         

<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.

-         
-         

-         

-         
-         





























miércoles, 24 de febrero de 2016

Reciclaje y Reciclajes



Reciclaje, según su definición legal en México,
es  4 cosas 4:



i) Transformación de los residuos...

ii) que evite su confinamiento,

iii) ...que les restituya valor económico: energético y/o material.



Y todo ello:



iv) Sin perjudicar la salud o los ecosistemas.






Claro que según esta definición hay varios niveles de reciclaje...


- hacer manualidades con residuos es reciclaje...




















- acopiar residuos de modo tal que por su clasificación, orden y cantidad sean atractivos para la industria también es reciclaje...(el acopio es una condición previa e indispensable para el reciclaje...)















- La escala industrial del reciclaje es importantísima y apasionante:


































(Dos cosas pueden mencionarse sobre el reciclaje a nivel industrial: 

No siempre cumple con la condición mencionada por la definición legal en nuestro país: Transformación de los residuos sin perjudicar la salud o los ecosistemas.

y

Las cifras y cantidades que maneja la industria del reciclaje y los medios de los que dispone no deberían desalentar ningún pequeño esfuerzo que vaya encaminado en esta misma dirección.)






- Por su parte, el composteo es un reciclaje más radical y más básico a la vez... es reciclaje en un nivel más profundo.... incluso desafiante: transformar residuos no sólo físicamente, sino hasta su estructura biológica y química...





y residuos que generamos todos cotidianamente y sobre los que pesan serios prejuicios:

"olerán mal, imagínate la pestilencia!.. generarán escurrimientos, atraerán animales indeseables... reciclarlos en casa??!!  no, no te metas en líos... entrégalos al sistema de recolección de basura como lo hace toda la gente normal..."




Pero es plenamente accesible... aunque no sea tan evidente lo accesible que es...



En los tiempos tan tristes que corren, en lo que al ambiente se refiere...¿porqué hacer menos de lo que es posible hacer, siendo tan fácil y accesible, y sobre todo urgente?



Con dicha pregunta en mente, me voy a tomar el atrevimiento de hacer una generalización, aunque seguramente habrá excepciones:

Los niños y jóvenes mexicanos, durante su vida estudiantil, no están teniendo una experiencia significativa del reciclaje.



No al menos en su nivel más profundo, el cual, como lo hemos venido planteando en este blog, es sumamente accesible sin excusa alguna...



Ese es un problema















<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.


miércoles, 17 de febrero de 2016

Solución diluída






Me anticipo a las posibles objeciones: mi propuesta puede ser descalificada por insignificante y nimia.

Ello con justa razón si se considera el problema de los residuos como un problema masivo y altamente concentrado.

Totalmente de acuerdo: las imágenes no mienten (y hay montones de ellas, y suelen ser lamentables y vergonzosas...):




















Llegado este punto mis propuestas sirven para NADA...







Pero antes de que los residuos lleguen a estos niveles de concentración, necesariamente se generan poco a poco, en pequeña escala: por individuo, por familia... por calle, barrio, colonia, ciudad y etc, etc...







Ahí, en sus orígenes, cuando todavía está diluido, es donde el problema puede ser atajado...

ahí es donde el concepto de reciclajedirecto puede comenzar a ser operativo, y luego popular y masivo...







despertar un coraje activo y congruente ante uno más de los problemas mundiales que parecen reducirnos a un apabullante sentimiento de impotencia y absurdo...





















<a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es"><img alt="Licencia Creative Commons" style="border-width:0" src="http://i.creativecommons.org/l/by/3.0/88x31.png" /></a><br />Este obra está bajo una <a rel="license" href="http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/deed.es">Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported</a>.